Escocia


Un envidiable manto verde confiere una espectacular belleza en todos sus lugares. Recorrer la deshabitada costa noroeste, descubrir sus islas, visitar alguna destilería en la ruta del whisky, seguir los restos de civilizaciones y culturas anteriores, descubrir Edimburgo con su hermosa arquitectura y animada vida nocturna, nos permiten afirmar con rotundidad que se trata de un “país” que deberíamos recorrer alguna vez en nuestras vidas, eso sí, sin olvidarse el chubasquero.