Archivo por meses: Dic PM


Cubierta plana vs Cubierta inclinada

Existe la creencia generalizada de que las viviendas modernas son más caras que las viviendas tradicionales y curiosamente se aplica este calificativo de “moderno” a cualquier edificación que sustituya la tradicional cubierta a dos aguas, acabada en teja o cualquier otro material tradicional, por una cubierta plana. Digo curiosamente por que este tipo de soluciones se llevan utilizando en la arquitectura desde principios del siglo XX, por lo que llamarle moderno a estas alturas resulta como mínimo curioso. Quizás tenga que ver con la dificultad que existe en el ámbito de la construcción para adoptar formas a las que no estamos habituados, con la reticencia a variar algo en el modo de construir, utilizando argumentos que casi siempre tienen que ver con el miedo a que las soluciones constructivas no funcionen, con el miedo a lo nuevo, aunque lo “nuevo” lleve casi cien años en vigor.

Es cierto que varias décadas atrás las cubiertas planas resultaban problemáticas en cuanto a la resolución del problema básico de la impermeabilización pero hoy en día este tema está más que superado.

Escribo este artículo con la intención de explicar el error del que hablaba al principio der pensar que este tipo de construcción es más cara que la tradicional, idea que en mi opinión está influenciada por la imagen que tenemos de muchas viviendas de lujo y por ello muy caras construidas de esta manera. Son caras por otras razones.

En principio una vivienda con cubierta plana no tiene por que variar en nada en cuanto al sistema constructivo con respecto a una vivienda a dos aguas. La cimentación, la estructura, la tabiquería, las instalaciones, la carpintería y los acabados no tienen por qué ser diferentes. La única diferencia estará por tanto en la cubierta y esta no sólo no es más cara sino que abarata la construcción. La solución constructiva es más barata por m² pero además se construyen menos metros de cubierta, al no existir la pendiente ni los aleros, y menos metros de cerramiento. Como ejemplo a continuación aporto un cuadro comparativo con precios reales sacados de nuestras obras para un caso ficticio de una casa con una planta de 10×10 m. construida con muros de carga de termoarcilla y cerramiento con aislamiento de 5 cm, cámara de aire y tabicón de L.H.D. acabado con enfoscado y pintura al silicato para exteriores. El cuadro compara la solución de una cubierta plana invertida acabada en grava y una cubierta a dos aguas con fibrocemento y teja cerámica curva. Como comprobaréis en el cuadro los m² de las partidas variarán sensiblemente de una solución a la otra.

CUBIERTA DE TEJA                            CUBIERTA PLANA                                  
PARTIDA        MEDICION PRECIO TOTAL PARTIDA                 MEDICION PRECIO TOTAL
LOSA               120,74 m² 78,00 9.417,72 LOSA                        96,24 m² 78,00 7.506,72
CUBIERTA      120,74 m² 68,10 8.222,39 CUBIERTA               94,48 m² 55,10 5.205,85
CANALON      21,60 ml 25,00 540,00 ALBARDILLA          40,00 ml 25,00 1.000,00
TESTEROS      13,50 m² 13,50 1.162,35 IMPERM. PETO       29,37 m² 27,00 729,99
L.H.D. PETO           15,70 m² 18,50 290,45
L.H.D. CERRAM.    20,80 m² 18,50 384,80
AISLAM. PETO       20,38 m² 12,10 246,60
ENFOSCADO Y        PINTURA                20,38 m² 23,50 488,80
TOTAL           19.342,46 € TOTAL                                                                      15.916,21 €

Como se puede apreciar en el cuadro anterior la cubierta plana resulta 3.426,25 € más barata que la cubierta de teja para el caso estudiado, lo que representa para una vivienda de estas dimensiones aproximadamente un 3,4% del total del presupuesto. Evidentemente esto no se puede trasladar directamente a cualquier tipo y tamaño de vivienda pero si nos da una idea de que la cubierta plana abarata en torno al 3% el coste de construcción de una vivienda desmontando la creencia extendida de que este tipo de casas encarecen la construcción.

Además no hemos tenido en la comparación otro tipo de consideraciones como es el hecho de que con una cubierta plana únicamente necesitaremos los falsos techos que nos exijan las instalaciones, mientras que en el otro caso es probable que los necesitemos en otros espacios, con el consiguiente encarecimiento, o las soluciones de chimeneas que siempre resultarán más aparatosas y caras en el caso de las cubiertas inclinadas.