Archivo por meses: Nov PM


Tramex. Solución para cierres

En una de nuestras últimas obras de vivienda unifamiliar nos hemos decantado por el Tramex para resolver el cierre del frente de la parcela, una solución que no es la primera vez que utilizamos y que consideramos muy interesante para este tipo de cierres tanto desde el punto de vista del diseño constructivo como del punto de vista económico, al tratarse de un material no excesivamente caro y con cierta flexibilidad dadas sus distintas posibilidades en cuanto a espesores y dimensiones.

 

El material, de sobras conocido, es básicamente una rejilla de acero, normalmente galvanizado, y se presenta en multitud de variedades aunque para resumir se pueden dividir en dos grandes grupos: los de doble pletina y los de pletina y redondo.

A su vez cada uno de estos dos grandes grupos lo podemos encontrar en formatos de malla cuadrada, malla rectangular o malla romboidal, cada uno de ellos con multitud de dimensiones diferentes, tanto en lo que se refiere a los espesores de pletinas y redondos como en lo referido al tamaño de la malla. Además la mayoría de fabricantes no sólo disponen de unos formatos estándar sino que permiten la posibilidad de fabricación a medida según las necesidades, lo que como es obvio supone siempre un incremento considerable del coste.

Dentro de los de doble pletina, que son los que particularmente más nos convencen para los cierres, se pueden encontrar con facilidad de encastado simple o de doble encastado, diferenciándose estos últimos en que tienen las dos pletinas exactamente iguales por lo que consideramos que se adaptan mejor a lo que buscamos.

Por lo general se trata de un material que tradicionalmente se ha utilizado más en arquitectura industrial que en vivienda, si bien desde hace ya bastante tiempo se viene utilizando en distintos tipos de soluciones y en todos los ámbitos constructivos para solucionar elementos de distintas características como pueden ser los propios cierres, barandillas, peldañeados, pasarelas etc.


En nuestro caso lo hemos utilizado en un cierre de una parcela de una vivienda unifamiliar y lo hemos combinado con chapa de acero galvanizado para solucionar la puerta de acceso peatonal a la parcela, el portalón para los vehículos y la puerta del armario de contadores.