Elección de la carpintería


Dentro de las múltiples dudas que nos pueden surgir a la hora de decidir los acabados de una vivienda está la elección del tipo de carpintería. PVC o aluminio son los materiales más usuales y a los que tendremos que acudir si nuestro presupuesto es ajustado, aunque la madera, algo más cara también sería una posibilidad a tener en cuenta.

Existen muchos factores que pueden influir a la hora de tomar la decisión. Si nuestro criterio es el respeto por la naturaleza y la preocupación por la sostenibilidad, deberíamos tener en cuenta:

Carpintería de aluminio

El coste de producción, el PVC y aluminio son materiales que consumen elevados recursos energéticos durante su elaboración, siendo la madera una materia prima renovable con un reducido coste de producción, ideal si no fuese por culpa de los especuladores arrasan con bosques sin realizar ningún tipo de reforestación.

La Biodegababilidad, la madera es el único material biodegradable.

Reciclabilidad, una vez finalizada la vida útil de la carpintería, madera y aluminio son dos materiales fácilmente reciclables, mientras que el PVC presenta mayores dificultades para su reciclado.

Aislamiento térmico, aunque con la inclusión de la rotura de puente térmico en las perfilerías de aluminio, el aislamiento de este material ha incrementado notablemente, PVC  y madera duplican aproximadamente el aislamiento del este.  Quede claro que el aislamiento térmico de una ventana está definido por la perfilería y el acristalamiento que elijamos.

Si nuestra preocupación es la futura despreocupación, hemos de tener en cuenta:

El Mantenimiento, la madera es el material que presenta mayores costes de mantenimiento al ser necesario aplicar un tratamiento superficial con cierta periodicidad (de 2 a 5 años), mientras que aluminio y PVC requieren una simple limpieza y con el paso de los años, algún pequeño ajuste de herrajes.

Si lo que nos preocupa es la estética, entramos en el territorio del gusto y la sensación personal, y como sobre gustos no hay nada escrito,  nos basaremos en la sensación táctil y visual que nos aporte a cada uno.

De todos los factores se nos puedan ocurrir a la hora de elegir la carpintería, el más importante es el precio, y en este aspecto, aluminio con rotura de puente térmico y PVC, con acabados habituales tienen precios similares, mientras que la madera eleva el coste final. Si bien existen soluciones en PVC ó aluminio con acabados imitación a madera que encarecen el producto y no dejan de ser imitaciones.

En cuanto a la experiencia personal, me inclino por el aluminio rpt, las perfilerías son más esbeltas y permiten una mayor luminosidad, no tiene la sensación táctil del plástico y en acabados lacados presenta unos precios bastante competitivos. La madera es un material más cálido y ecológico, sin embargo las experiencias con las carpinterías que hemos proyectado han sido negativas debido a las deformaciones producidas con posterioridad a la instalación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *