Archivo por meses: Nov PM


Centros Comerciales, Nuevos Microscosmos

Microscosmo, según la RAE, es el hombre concebido como resumen completo del universo o macrocosmo. Es decir, pequeño universo frente al universo en su totalidad. A un lado, las consideraciones filosóficas de esta acepción y, en un intento de reconducirla a la rutina de la vida diaria que nos afecta mucho más directamente, podría decirse que los centros comerciales son actualmente ese paso intermedio entre el hombre como pequeño universo y el macrocosmo, o eso pretenden las grandes empresas promotoras de estas áreas comerciales. 
Centro Comercial Pedregal, Mexico

Centro Comercial Pedregal, Mexico

Un Centro Comercial es ese área cuya intención es que a modo particular, con familia o amigos cada uno pueda saciar sus necesidades de consumo, entretenimiento o, lo que comunmente se llama “pasar el rato”. Poniendo al servicio del cliente todo lo necesario para hacer acogedora su visita: facilidad de aparcamiento, diversidad comercial, ambiente agradable, una temperatura idónea, seguridad, limpieza, guarderías para niños o diversas actividades lúdicas que le aporten un “extra” al mero hecho de consumir por consumir.

En una pequeña ciudad en la esquina noroeste de la península ibérica, parece que, como la pólvora, se ha descubierto la fuerza de atracción de estas áreas comerciales y en muy pocos años se ha extendido la promoción y comercialización de estas áreas. Sin mencionar su rentabilidad económica. Con este crecimiento fulgurante son el nuevo activo urbanístico, con todo lo que ello significa.

Si bien, son estas promociones comerciales lo que ayudan a traer a la ciudad diversidad de firmas comerciales que de otra forma, tardarían en llegar, contrasta con la tradicional costumbre de ir al comercio de siempre. Cuán agradable es pasear por las calles, ver escaparates, entrar en el comercio pequeño de atención más personalizada y hacer esa parada en el agradable café al final de la calle. Todo para meterse en esos universos comerciales que funcionan con un engranaje perfecto para el bienestar del cliente.

Como las masas, el público y el cliente en particular es tan diverso, estos pequeños macroscomos o grandes microscomos son necesarios. Sin embargo, aunque reconozco que he visitado y he comprado en todos los centros comerciales de esta ciudad de la esquina noroeste de la península ibérica y, es por eso y debido a eso que defiendo firmemente el placer del paseo, del aire fresco y de los escaparates de la calle.


Equipos informaticos para un estudio de arquitectura

Recientemente hemos adquirido los equipos informáticos para el nuevo local. Debido a la inmensa variedad de productos existentes en el mercado, la elección resultó algo compleja a pesar de los años de experiencia. Lejos quedan aquellas tardes después del trabajo, intentando sacar algo coherente peleándonos con el autocad 2.4 instalado en el mejor ordenador del estudio, un flamante 286 con su disco duro de 20 megas, una maravilla para la época.

En la elección de los ordenadores hemos dado más relevancia al monitor que a la cpu, considerando que un poco más de velocidad no hará que los proyectos se hagan más rápido, sin tener en cuenta que el incremento de la velocidad en los ordenadores podría resultar inversamente proporcional a la voluntad de trabajar por parte del hombre “avanzado” en la sociedad actual. En un puesto de trabajo que requiere una media de 8 horas diarias dejándose la vista delante de un monitor, ahorrar en este puede resultar algo absurdo o abusivo por parte del responsable.

En cuanto a las impresoras, considerando que habitualmente los encarpetados y planos más grandes los enviamos vía mail a la tienda de copias, hemos optado por una multifunción A3 de inyección y una laser A4 monocromo que nos permitirá economizar a la hora de realizar impresiones numerosas.

El sistema de Red lo hemos planteado con un Router Wifi N equipado con un servidor de impresión usb y un swich gigabit al que se conectarán por cable los ordenadores y un disco duro de red, también gigabit. Tenemos un máximo de 4 puestos de trabajo dentro del estudio, no consideramos necesaria la instalación de un servidor, por lo que trabajaremos escribiendo directamente sobre el disco duro de red y automatizando la realización de copias de seguridad diarias.

A continuación muestro una relación de los equipos indicando las principales características determinantes a la hora de elegirlos:

CPU’s DELL Studio Slim Intel Core 2 Q6600 (reducido tamaño, posibilidad de ampliación, 3 años de garantía en domicilio).

Monitores DELL Ultrasharp 2408WFP (contraste dinámico 1:3000, brillo 400 cd/m2, lector de tarjetas y usb en lateral que nos permite no tener nada sobre la mesa).

Impresora Samsung ML2851NDR A4 laser (Ciclo mensual 30.000, reducido tamaño, economía toner)

Impresora Brother MFC6490CW A3 multifunción (copia, escanea e imprime en A3, fax, bajo coste de los cartuchos de tinta, Wifi para conexión al router, dos bandejas de papel independientes).

Router D-Link DIR-655  Xtreme N Gigabit (tecnología N, swich gigabit, puerto usb, evita la instalación de un swich adicional, posibilidad de conectarme al estudio desde casa de forma directa).

Disco duro Lacie Disk Mini 500GB Ethernet/usb (gigabit ethernet=transferencia 125Mb/s para compartir archivos en la red, usb 2.0 para un almacenamiento personal)

SAI 1600VA Unitec Inline Alpha (potencia, diseño, marca).

Ratones Logitech MX Revolution (esmerado diseño y ergonomía)

Ahora solo falta que lleguen, configurarlos y confiar en la suerte para que todo funcione sin grandes rompederos de cabeza.


Tú primero 1

El mes pasado, o quizás la semana pasada, te compraste una camiseta y ahora ya no te gusta, o quizás te resulta incómoda. Pudo no ser una camiseta, pudo ser un pantalón, o un ambientador para el coche o una butaca para el salón. Habías pasado por un par de tiendas y elegiste el que más te gustaba, o te había gustado la que le viste al vecino del quinto en la reunión de tu comunidad. No importa mucho, ahora te das cuenta de lo que querías y lo cambias, solucionado.

Con una vivienda no es lo mismo. No se trata de si gusta una que ves cada mañana, en la tercera curva, de vuelta del “cole” de tu niña. Resulta que su dueño es carpintero, casado en segundas nupcias con una enfermera del Juan Canalejo (perdón del universitario), tiene cincuenta y tres años, una hernia de diato y es aficionado al aeromodelismo. Tú no tienes nada que ver con él, tú eres único, como todos los demás, y tu casa también debería serlo. Además esa casa que te gusta no sólo está hecha para quién la habita, no para ti, sino que está colocada en un “lugar”, en una parcela, que como tú, como tu casa, también es única, no hay otra igual.

Por eso, cuando te plantees hacer una vivienda, probablemente sea la única que te hagas en tu vida, si tienes suerte puede ser que hagas un par, comienza por pensar que no te estás comprando una camiseta, y que para empezar hay dos condicionantes de partida fundamentales: tú y tu parcela. Y si tienes dudas tú primero.

Tú primero por que, como he dicho tú eres único. Plantea cuales son tus necesidades, como vives y como quieres vivir, y aquí las posibilidades son infinitas, tantas como personas. Puedes ser tú o podéis ser vosotros, por supuesto, tú y los tuyos. Cuantos sois, cuantos queréis ser, os gusta cocinar, coméis en casa, o fuera, como quieres que se produzcan las relaciones entra las distintas estancias de la casa, cuantas estancias quieres que haya, te llevas el trabajo a casa, te gusta el cine, la lectura, el deporte, que deporte, te gusta el aire, el sol, comes fuera, fuera de la casa, en la finca, como quieres que se produzca la relación entra la casa y la finca, te gusta conducir. En fin, podría estar así durante horas, tú sabrás lo que te gusta, sólo tienes que intentar que tu casa se adapte a ello.

Y para conseguirlo entra en juego el segundo gran condicionante, tu “lugar”, tu finca, también única, y por lo tanto distinta a la del carpintero de la tercera curva. Cada finca tendrá sus condicionantes. La superficie, la forma, la pendiente, la orientación, el entorno, las vistas, la forma de acceder. Todo esto te va a condicionar, piensa sólo en la orientación, en el sol, y en como te va a influir, con todas las posibilidades que te aporta en función de la luz, de las distintas formas de luz que proporciona cada punto cardinal. Utilízalo, utiliza todos esos condicionantes y sácales partido para hacer de tu casa la casa que quieres.

Por eso cuando decidas construir tu casa no la busques en las de los demás, no dediques tu tiempo a buscar una que te guste para imitarla, no cabe la posibilidad de un catálogo de casas, si acaso puedes buscar un estilo, pero esto es sólo un asunto estético, formal, y eso viene después, cuando ya sabes exactamente lo que quieres, como quieres vivir.

Por eso una casa no es lo mismo que una camiseta.