Archivo por meses: Mar AM


El empleo del corcho como aislamiento en la construcción 10

En la actualidad la mayoría de los aislamientos utilizados en la construcción son de procedencia sintética, tales como poliuretanos, poliestirenos extruidos, fibras de vidrio,  lanas de roca, … las elevadas capacidades aislantes de estos productos los han  llevado a convertirse en los aislamientos habituales dentro del proceso constructivo. Sin embargo hasta hace bien poco habíamos obviado las características negativas del empleo de estos aislamientos, así como el impacto medioambiental y el gasto energético que supone su fabricación y posterior destrucción. 

La alternativa a estos materiales son los aislantes naturales, tales como el corcho, el algodón, la lana de oveja, la celulosa, el cáñamo, la arcilla expandida, la perlita, entre muchos otros. De todos ellos, el corcho reúne una gran cantidad de propiedades y ventajas que lo convierten en uno de nuestros aislantes favoritos para remplazar a los aislantes sintéticos que hemos venido utilizando estos últimos años. 

Producto natural.- el corcho es un producto natural, reutilizable y reciclable cuya explotación ayuda a conservar los bosques de alcornoques, garantizando el empleo de materias primas nacionales. Su elaboración consiste en un sencillo proceso de fabricación mediante el cual se tritura la materia prima y se cuece en vapor de agua obteniendo de este modo un aglomerado de corcho 100% natural al no requerir añadir ningún otro producto. 

Aislante térmico.- aunque la resistencia térmica (1,15 m².K/W) sea un 25-30% inferior al de aislantes sintéticos como el poliuretano o el poliestireno extruido, el aglomerado de corcho reúne otras características que a la larga lo convierten en un material idóneo y ventajoso. 

Aislante acústico.- el corcho, con una densidad superior a otros aislamientos, 105 Kg/m³, es un buen absorbente acústico que funciona de tres formas, como aislamiento del sonido aéreo, eliminando el ruido de la calle, como elemento antivibratorio, absorbiendo los ruidos producidos por impactos, golpes o pisadas y como superficie absorbente del sonido disminuyendo el eco generado en grandes espacios. 

Transpirabilidad.- al contrario del poliuretano o el poliestireno, el aglomerado de corcho instalado en el interior de los cerramientos permite la transpiración de la edificación evitando de esta forma las condensaciones en los paramentos interiores. 

Alta resistencia mecánica.- Es un material flexible y resistente que facilita su manipulación, adaptándose mejor a superficies curvas.

Comportamiento ante la humedad.- la humedad en el interior de un material disminuye sus propiedades aislantes, el corcho aunque no es estanco a la misma, presenta un pequeño porcentaje de poros que la acumulen, manteniendo de esta forma sus condiciones aislantes en todo momento.

Comportamiento al fuego.- El corcho es un material ignífugo, catalogado como difícilmente combustible y de producirse tras cuarenta minutos de exposición directa, en su combustión no libera gases tóxicos como sucede con muchos de los aislamientos sintéticos.

 Resistencia a los agentes químicos.- El corcho y sus aglomerados son sustancias muy inertes a la acción de los agentes químicos y por ello muy duraderos y reutilizables una vez finalizada la vida de la construcción. 

Inatacables por roedores, insectos y microorganismos.- Sus propiedades físicas lo convierten en un material duradero que no se verá afectado por los ataques de roedores, insectos o microorganismos, sin necesidad de añadirle ningún tipo de aditivo. 

Por todo ello podemos afirmar que el empleo de este material como aislante natural contribuirá al bienestar de los usuarios, así como garantizará la sostenibilidad evitando el deterioro del entorno y elevados gastos energéticos en los procesos de fabricación.

Ficha características aglomerado corcho expandido