Archivo por días: 16/07/2019


Contenido de un proyecto arquitectónico   ¡Actualizada!

A modo de ejemplo gráfico mostramos a continuación todos y cada uno de los documentos que componen el proyecto básico y de ejecución de una vivienda unifamiliar.

I. MEMORIA: En esta documentación se describe y justifica el contenido del proyecto, así como el cumplimiento de todas las normativas que lo atañen.

I.I. Anexos de cálculo: Se adjuntan al proyecto una serie de anexos que justifican el cálculo de la edificación, así como muestran los resultados obtenidos, junto con los planes de control de calidad y de control de residuos, así como el estudio básico de seguridad y salud.

II PLANOS: Definen gráficamente la obra y deberán servir para su construcción. Se realizarán todos los planos necesarios para permitir interpretar gráficamente lo proyectado. No recomendamos realizar un número excesivo de planos que posteriormente generarían confusión en obra. Es importante que no existan discrepancias entre los planos, las mediciones y el resto de la documentación de proyecto, evitando de este modo futuros problemas.

Urbanismo:

Arquitectura:

Construcción:

Estructura:

Instalaciones:

 

III. PLIEGOS DE CONDICIONES: Se trata de una serie de especificaciones generales tanto a nivel de clausulas administrativas como características técnicas mínimas que deben reunir los materiales, equipos o instalaciones. Suelen fijar una serie de criterios que en caso de conflicto durante el transcurso de la obra, podrá ser de gran utilidad su existencia. A mayores de estas clausulas, consideramos importante previo al comienzo de la obra, la propiedad firme un contrato con la empresa constructora o en el cual de detallen y concreten las clausulas administrativas específicas para dicha obra, nosotros acostumbramos a inspeccionar dicho contrato y recomendar la inclusión de algunas cláusulas como plazos, penalizaciones, …

IV. MEDICIONES Y PRESUPUESTO: Es la parte más importante del proyecto, se desarrolla por partidas conteniendo las descripciones técnicas necesarias y la valoración de las mismas. Deberá servir de base para que los constructores presupuesten la obra sin alterar los criterios de valoración aquí establecidos, posteriormente, durante el transcurso de la obra y mediante certificaciones periódicas,  se realizará el pago de las unidades de obra ejecutadas.

Es muy importante que recoja todas las unidades de obra necesarias para la ejecución, con una correcta descripción y medición, logrando de este modo evitar posibles fisuras que algunos constructores aprovecharían maliciosamente para incrementar el coste de la construcción.

El presupuesto que se refleja en el proyecto no se corresponde con el coste real de las obras puesto que este se ajusta a los baremos colegiales, con un valor generalmente inferior al coste real de construcción. No obstante, basándonos en los precios de obras anteriores, nosotros realizamos una estimación del coste real de las obras que nos servirá como base para analizar las ofertas y asesorar a la propiedad a la hora de elegir al constructor. Una práctica que considero deberían realizar todos los técnicos.