¿Muros de carga o pilares?


Denominamos muros de carga a las paredes que son utilizadas como como elementos estructurales, soportando la carga de las plantas superiores de la edificación. Cuando la carga del edificio se transmite mediante elementos verticales alargados de sección poligonal, estos elementos se denominan pilares, si son de sección circular, columnas.

La elección del sistema estructural para la transmisión vertical de las cargas dependerá de múltiples factores, el redactor del proyecto razonará y justificará la elección de uno u otro sistema.

Estructura muros de carga termoarcilla vs pilares hormigón

El plazo de ejecución, aunque se suele decir que una estructura de pilares de hormigón se ejecuta con mayor rapidez, indicar que para ejecutar los pilares será necesario montar los encofrados, hormigonar, esperar al fraguado y desencofrar, aunque este plazo pueda ser ligeramente inferior a levantar los muros de carga (2-3 días), hemos de tener en cuenta que en una estructura de muros de carga, una vez finalizada esta, la edificación ya estará tabicada en su mayor parte, con el consiguiente adelanto de los trabajos.

El coste económico de una u otra solución variará en función del hábito del constructor y de la zona donde se construya, en nuestra opinión, prácticamente no existe diferencia económica entre ambas opciones.

A continuación, según nuestro criterio, describimos las ventajas e inconvenientes de cada uno de los sistemas estructurales.

Muro de carga,

Ventajas:

  • Mejora aislamiento térmico al eliminar los puentes térmicos de los pilares.
  • Una vez ejecutada la estructura, la edificación ya estará cerrada con la tabiquería.

Inconvenientes:

  • Incremento de la superficie construida
  • Limitaciones a la hora de realizar futuras modificaciones de distribución
  • Dificultad para hacer rozas para instalaciones

Pilares

Ventajas:

  • Flexibilidad en el diseño y distribución de espacios interiores.
  • Menor consumo de superficie construida.

Inconvenientes:

  • Dificultad para aislar los puentes térmicos en fachada al adquirir mucho espesor, invadiendo el interior de la edificación.

 

Nuestras preferencias, para realizar construcciones de pequeña altura como viviendas unifamiliares, cualquiera de las dos soluciones estructurales resulta perfectamente válida, nosotros hemos proyectado ambos sistemas teniendo en cuenta factores como el tipo de terreno, las luces proyectadas, la fachada elegida,… e incluso las preferencias del cliente. Aunque mayoritariamente hemos optado por una estructura mixta de muros de carga de termoarcilla o ladrillo semimacizo y pilares, de hormigón o metálicos, que en algún caso remplazamos por pantallas de hormigón.

En nuestros últimos proyectos, teniendo en cuenta la elevada superficie de zonas acristaladas en fachada, hemos optado por muros de carga de hormigón, pilares metálicos y losas de hormigón en divisiones horizontales; esta solución supone un pequeño incremento en el coste de la estructura, pero garantiza una mayor estabilidad estructural, así como una mayor flexibilidad en las distribuciones y la posibilidad de abarcar amplias luces en las estancias. Esta solución va unida a la eliminación de la tabiquería tradicional remplazada por tabiquería seca (pladur), tanto en trasdosados de fachada como en tabiquería interior, con la implantación de la envolvente térmica continua por el interior, consiguiendo de este modo eliminar las molestas pequeñas fisuras que suelen aparecer en los muros de carga y permitir realizar con facilidad futuras modificaciones en instalaciones e incluso distribuciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *