lámina Anti-Radón


Barrera de protección Anti-Radón   ¡Actualizada!

El radón es un gas radioactivo que emana de las rocas y suelos al desintegrarse de forma natural el uranio presente en estos elementos. La acumulación de radón en el interior de las viviendas resulta perjudicial para la salud.

En Galicia, debido a la elevada presencia de subsuelos graníticos, el radón se encuentra presente en la mayoría del territorio, por ello desde el 2010 la Normativa de Habitabilidad NHV10 obliga a la construcción de un forjado sanitario ventilado para la eliminación del gas radón emanado por el suelo granítico. Con la reciente modificación del CTE y la entrada en vigor del DB HS6, Protección frente al Radón, la implantación de sistemas para eliminar el radón se amplía a todo el país. Este Decreto Básico cataloga los municipios en zonas en función de riesgo de la presencia de Radón.

En el siguiente gráfico se representan las distintas soluciones constructivas que obliga esta normativa en función del término municipal donde se sitúen.

DB HS6. Esquema soluciones constructivas obra nueva

La mayoría de los proyectos que nosotros realizamos se encuentran en Zona 2, por lo que a mayores del forjado sanitario ventilado que ya veníamos proyectando, hemos de añadir una barrera de protección o un sistema de despresurización del terreno. Por economía y sencillez de ejecución hemos optado por disponer una barrera de protección Anti-Radón que situamos en la cara superior del forjado sanitario, solapando 30 centímetros con el cerramiento perimetral y sellando todos los pases de tuberías y conductos que puedan existir. Esta barrera Anti-Radón con un coste razonable (entre 7/12€/m²) supone además una barrera contra la humedad.

En el detalle constructivo de uno de nuestros proyectos se muestra la instalación de la lámina Anti-Radón, así como el sistema de arquetas para ventilación del forjado sanitario que utilizamos habitualmente.