Archivo por meses: Oct AM


Energía Termodinámica como alternativa a Energía Solar Térmica 1

Con el impulso de las energías renovables motivado por la entrada en vigor del CTE, aparecen nuevos sistemas como la energía termodinámica, que en realidad supone la adaptación de un sistema de bomba de calor existente desde hace bastante tiempo.

La energía termodinámica consiste en aprovechar el calor ambiental absorbiéndolo mediante un gas refrigerante y utilizar este calor para calentar agua caliente sanitaria, calefacción o climatizar piscinas.

Una de las ventajas de este sistema con respecto a la energía solar térmica es que los paneles de aluminio por los que circula el freón captan la radiación solar mientras están expuestos, absorben la temperatura ambiente durante las 24 horas del día y del viento o la lluvia cuando estos aparecen. Los instaladores aseguran que con este sistema se garantiza el ACS durante todo el año con temperaturas de hasta -5ºC sin necesitar el apoyo de ningún equipo auxiliar, aunque, curiosamente los equipos termodinámicos que he visto vienen equipados con un sistema de apoyo eléctrico.

A nivel arquitectónico, este sistema permite instalar los paneles en posicion vertical en fachadas orientadas a sur o próximas, lo cual nos da la posibilidad utilizarlos como elementos de diseño e incluso llegando a formar una fachada ventilada con ellos. En contra, apreciamos que el tamaño de los equipos a instalar producen una mayor ocupación de volúmen con el consiguiente incremento de superficie destinada a su alojamiento.

Lo cierto es que gracias a la obligatoriedad actual de la utilización de energías renovables, se están produciendo muchos avances, aunque no sabemos cuales serán los sistemas que tomen el mercado el día de mañana, esta opción consideramos podría ser una posible apuesta de futuro, el tiempo y el desarrollo de este sector tecnológico nos lo dirá.


Holga, cámara fotográfica o juguete?

Recientemente he descubierto una forma de crear imágenes realmente sorprendentes que en principio supone retroceso en la evolución tecnológica. La cámara fotográfica Holga, a primera vista un juguete, resultó ser una interesante herramienta de creacción. Se  trata de una cámara muy sencilla de medio formato (película 120) que no incorpora electrónica, basando su funcionamiento en los principios básicos de la fotografía. 

Si bien la cámara es sencilla, su uso con la intención de obtener resultados interesantes resulta algo más complejo que el de una cámara “moderna”, a parte de necesitar unos conocimientos básicos de fotografía como con cualquier otra cámara, es necesario conocer las peculiares características de este aparato, lo cual se consigue a base de experimentar.

Mientras los avances tecnológicos en fotografía nos conducen a la mejora constante de calidad de los  equipos, aparecen aparatos como este, mostrándonos que la perfección buscada no es la cualidad más importante, al menos en fotografía.

 


Medios de transporte en la ciudad 1

Tras la polémica surgida a raíz del la instalación de un carril bus protegido en las calles céntricas de A Coruña, se plantearon una serie de cuestiones tales como la necesidad de potenciar los transportes públicos reduciendo el tiempo de viaje en autobuses y taxis, eliminar la doble fila y el exceso de tráfico a costa de disminuir las plazas de aparcamiento, obligar a los transportistas a realizar desplazamientos cargados para su entrega en los locales comerciales, tener un carril por donde autobuses y taxis circulan rápido causando más accidentes, … y todo lo que se os pueda ocurrir.

De toda la polémica planteada tenemos como resultado un usuario de transportes públicos contento por agilizar su servicio, un comerciante cabreado por la incomodidad que le supone no poder parar delante de su local y un usuario de automóvil indignado por la actual dificultad de aparcamiento en las zonas afectadas por el carril.

En mi opinión el problema del carril bus es que el usuario de transportes públicos representa una minoría en proporción con el número de ciudadanos que utilizan sus vehículos particulares para realizar desplazamientos de unas centenas de metros dentro de la ciudad. La solución al problema, considero es más bien cultural que física, cuando tengamos el hábito de desplazarnos en transportes públicos, bicicleta o a pie dentro de la ciudad, supondrá que hemos producido un verdadero avance a nivel urbanístico.

Si hablo de desplazarse en bicicleta, no me refiero a jugarse la vida circulando por un carril bus compartido por autobuses, taxis, motos y bicicletas (un cajón desastre). Un carril bus delimitado por barreras de plástico, con una dimensión insuficiente para que un autobús rebase a una bicicleta con una distancia de seguridad mínima, pienso que está concebido por alguien que no anda en bicicleta y considero que si no hay ciclistas arroyados es porque, efectivamente, no hay ciclistas.

Previamente a la puesta en funcionamiento de un servicio de alquiler de bicicletas similar al que se ha instalado en otras ciudades (http://www.bicing.com), pienso se debería reeducar al conductor para que respete al ciclista considerándolo un vehículo más, siendo consciente de la desprotección y fragilidad de un ciclista frente a un automovilista.

En un reciente viaje a Copenhague he podido comprobar la diferencia a la hora de utilizar los transportes dentro de la ciudad es tanta, que considero tendrá que pasar alguna generación hasta que logremos  igualarnos con estos países.