AD+ Opiniones


Continúa evolucionando la construcción?

De reciente viaje por Nepal he grabado a un grupo de trajadores de la construcción en plena faena. Copiando de paises en vías de desarrollo, según algún iluminado, esta podría ser una solución para acabar con el paro en el sector de la construcción, que os parece?. Por lo de pronto, vamos camino de igualar los salarios.


¿Perdurarán las construcciones actuales?

El interés por la conservación de las edificaciones antiguas es bastante reciente, hasta hace muy poco nadie hacía el mínimo esfuerzo por conservar los vestigios del pasado. Con el paso del tiempo, cantidad de construcciones de un valor histórico y arquitectónico incalculable han desaparecido aplastadas por las civilizaciones posteriores.

Las construcciones de antaño estaban diseñadas para perdurar en el tiempo. Si nos fijamos, la gran mayoría de las viviendas que se restauran y rehabilitan son edificaciones antiguas, que  aportan un valor arquitectónico añadido. La gran mayoría de las viviendas actuales serán demolidas para dar paso a una nueva edificación.

Al igual que otros productos de consumo, actualmente la construcción no se salva de la durabilidad limitada en el tiempo. Las edificaciones se plantean para una duración de entre 50 a 100 años, no más y muchas ni siquiera llegarán a esos mínimos. Seguramente nuestros descendientes conserven más edificaciones ahora catalogadas como monumentos que las propias edificaciones que ahora construimos. Todos los avances tecnológicos nos llevan a construir con rapidez viviendas más confortables pero menos perdurables en el tiempo.


La hipocresía de los poderosos

Recién llegado de viaje por Camboya, lamentablemente me ha sorprendido ver gran cantidad de personas mutiladas a causa de las minas antipersona instaladas en el pasado. Las cifras marean, uno de cada 236 ciudadanos mutilado.

Manifestar mi indignación ante la  negativa por parte de algunos paises como Estados Unidos, Rusia, China o Pakistán, entre otros que no han firmado el Tratado de Ottawa, que en 1997 subscribieron 100 estados, comprometiéndose a la destrucción de las minas antipersonales.

Lamentable hipocresía de países como Estados  Unidos que manifestándose con orgullo como defensores de los derechos humanos,  son en realidad uno de los estados que más infringe los mismos dentro y fuera de sus fronteras.


Política y sociedad

Terminal terrestre de Quito

Últimamente con tanto escándalo de corrupción, tengo la impresión de que cada vez que leo la prensa me encamino a descubrir los políticos corruptos que han pillado el día anterior. A mi parecer lo preocupante no es que existan políticos que se dediquen a aprovechar su posición para enriquecerse, lo realmente grave es que estos resultan ser el  reflejo de la sociedad actual y si procediésemos a sustituir la plana política nacional al completo, la situación no mejoraría en absoluto. Y es que la expresión “Si no lo hago yo, lo va a hacer otro” aunque suene a broma, es utilizada con más frecuencia de la que desearíamos.

Cuantas conversaciones del pasado criticando un sistema injusto, la desigualadad, los bajos salarios, la explotación laboral,… y con el paso del tiempo te das cuenta que los mismos que en su día criticaban y se irritaban por esas injusticias, la vida les ha ido modelando, y ahora actúan como los que hace años eran objeto de sus críticas.

No obstante siempre nos quedará el poco enriquecedor pensamiento de que en otros países están peor.


Oleiros utiliza a sus ciudadanos como protesta ante AESA

El Ayuntamiento de Oleiros, actualmente en litigio con la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) por la disconformidad en las zonas de afección de las servidumbres aeronáuticas y acústicas del Plan Director del Aeropuerto de A Coruña, ha decidido utilizar a sus ciudadanos como medio de protesta y mediante la resolución 3.693/93 obliga a todos los que quieran tramitar licencia de construcción en este ayuntamiento a solicitar autorización a AESA.

El Decreto 584/1972, de 24 de febrero, de Servidumbres Aeronáuticas,  establece con claridad  que la solicitud de autorización a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea  deberá realizarse  en los casos siguientes:

  • Deberán solicitar la preceptiva autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea las personas naturales o jurídicas que pretendan construir, edificar o instalar sobre zonas afectas a servidumbres aeronáuticas de aeródromos, helipuertos o ayudas radioeléctricas a la navegación aérea.
  • todas aquellas personas naturales o jurídicas que pretendan construir, edificar o instalar algún obstáculo a la navegación aérea, es decir, que contenga algún elemento cuya altura se eleve más de cien metros sobre el terreno deberán comunicarlo a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para que esta adopte las medidas oportunas.

El ayuntamiento, que es el encargado de indicar al ciudadano cuáles son las zonas afectas por las servidumbres aeronáuticas obliga a presentar la solicitud de autorización a AESA aunque la parcela donde pretendemos construir esté situada a kilómetros de la zona de afección, con lo cual el trámite de obtención de licencia que actualmente superaba los 6 meses de plazo, se verá incrementado en algunos meses más, ocasionando un importante prejuicio económico al que desee construir en este ayuntamiento.

Simplificándolo, es como si  cuando vas a solicitar licencia, te piden que sostengas una pancarta y hasta que les suban el sueldo a los funcionarios del ayuntamiento no te la tramita.


La desaparición de los colegios profesionales

Os imagináis una empresa donde el cliente esté obligado a comprar sin posibilidad de elección, donde el precio lo fija el vendedor según le interese y donde el producto no tenga ninguna garantía de calidad, el sueño de cualquier “empresario”, pues en eso se ha transformado actualmente el colegio de aparejadores y arquitectos técnicos.

Nacido de la agrupación de un colectivo con una idea de lucha por los intereses de sus miembros, brindado protección y defensa de la profesión que desempeñan, a la vez de facilitar su constante formación y actualización profesional.

Lejos quedan esas intenciones, actualmente, incentivados por ralentización del sector,  en lugar de reestructurarse y adaptarse a esta nueva etapa, la única forma de adaptarse a las nuevas condiciones consiste en exprimir económicamente a sus colegiados, y reducir drásticamente los pocos servicios hasta ahora nos ofrecían. Hace poco, en una carta se nos indicaba que estábamos pasando un periodo de “apretarse el cinturón”, yo me pregunto que es lo que entenderán nuestros representantes colegiales por apretarse el cinturón, o más bien, alrededor de que quieren apretarlo?.

Al igual que estructuras políticas de otros países han ido desapareciendo y adaptándose a sistemas democráticos, no perfectos pero más acertados, en mi humilde opinión, los colegios profesionales deberían haber desaparecido en su día cuando se liberalizaron los honorarios profesionales.


Quien recuerda las reglas de clálculo?

Regla de cláculoEl otro día revolviendo por casa encontré con un objeto que el progreso tecnológico a condenado al cajón de los trastos, se trata de una regla de cálculo Faber Castell 1/54 Darmstadt, fabricada en 1954, aunque hoy en desuso, me sorprende la cantidad de cálculos que se podían hacer con este trozo de madera.

 Hace unos cuantos años, cuando partí de casa a estudiar fuera, alguien de la familia me lo regalo, más como símbolo que como objeto a utilizar en mis estudios, eso pienso.  El aparatito venía acompañado de unas instrucciones bastante aparatosas que en su día intenté descifrar, sin éxito, claro. Y pensar, que hace años una de las pruebas de ingreso en Ingieniería de Caminos era demostrar la destreza en el manejo de la regla de cálculo.

Actualmente, existen nostálgicos que se dedican a coleccionarlas, en el siguiente enlace se muestran gran cantidad de modelos de la época, así como instrucciones de manejo, por si alguien con tiempo siente la curiosidad de aprender su manejo.

Datos sobre reglas de cláculo


Curioso paisaje urbano

Aunque aparentemente parezca que el promotor en su afán por construir más viviendas haya sobrepasado ligeramente la altura de su edificación, en realidad el nuevo plan urbanístico prevé la  ampliación de las alturas. En esta manzana han sido los primeros en acogerse a la nueva normativa, en un futuro los edificios colindantes irán creciendo. 

Para vivir más tranquilos mejor no investigar a quienes pertenecen los edificios de la manzana afectada.

Paisaje urbano


De construcción sabemos todos

Cuantas veces algún conocido o familiar, tras la compra de una vivienda se ha acercado con los planos para enseñar la nueva adquisición, esperando lógicamente una aprobación. Como darles una opinión negativa cuando se han hipotecado de por vida; sin embargo los mismos, a la hora de renovar su móvil o adquirir una cámara fotográfica, llaman previamente para pedir una opinión.

Considero recomendable que previo a la compra de una vivienda, quizás la mayor inversión de nuestra vida,  consultemos a algún técnico que nos pueda asesorar, porque de construcción sabemos todos, pero seguro que hay quien sabe más.


Que entendemos por cultura?

Quizás sin razonarlo, como un hábito, tendemos a cometer el error de asociar cultura a conocimientos, hasta llegamos a emparejar insolentemente cultura con desarrollo económico, sin embargo, lejos de esas afecciones, yo optaría por una más certera reflejada en la Declaración de México sobre las Políticas Culturales (UNESCO, 1982).

…que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden.

Hace años, en los primeros viajes por Europa, me impresionaba el aparente elevado nivel cultural de las conversaciones de sobremesa, cierto me sentía un tanto ignorante, como recién llegado del pueblo. Citar a Sartre ó Camus no era mi especialidad, sin embargo, con el paso del tiempo me fui dando cuenta que en realidad no era en absoluto complicado llegar ese nivel de conversación, bastaba con aprender unas cuantas palabras y personajes de la vida cultural del país y listo, a charlar, jo que culto se volvía uno.

Años más tarde, cansado de la superficialidad occidental decidí salir fuera del mundo supuestamente más avanzado, mis pasos se dirigieron hacia África. La sorpresa fue encontrarme gente preocupada por adquirir conocimientos y no por mostrar lo listos e interesantes que eran, gente sencilla con inquietudes, algunos quizás no hubiesen leído demasiado, sin embargo sus reflexiones eran personales, no repeticiones de fragmentos leídos en algún momento de sus vidas.  Allí me volví a sentir ignorante, pero esta vez el remedio era más complejo, una buena cura de humildad.


C.R.I.S.I.S.

Cada Repetición Incesante Supone Irritarme Soberanamente.
 
¿Quién no está cansando de escuchar incesantemente la palabra CRISIS? No hace tanto, cuando dos personas se saludaban e intecambiaban los cordiales “Hola, ¿qué tal?” a continuación era inevitable intercambiar sendos comentarios sobre la predicción meteorológica. Ahora ya no. La crisis es el tema manido de relleno en conversaciones. Ese en el que todos tenemos algo que decir. Es el tema de moda, mal que nos pese.
 
La crisis existe, es una realidad indiscutible. Pero, el abuso que se está haciendo de ella en todos los aspectos es harto cansino. Cualquier medio de comunicación dedica un muy valioso espacio, en términos publicitarios por ejemplo, al tema de moda. Si bien, su obligación es informar y hasta ahí no hay nada que objetar pero, ¿hasta que punto es información o cuándo se sobrepasa al exprimir la susodicha en reportajes de situaciones personales y particulares afectadas por la crisis?
 
Todos a nuestro alrededor conocemos a quien la crisis le ha afectado directamente en el ámbito laboral. Además, todos hemos echado cuentas mentalmente de los recortes domésticos y de ocio que tenemos que hacer hasta que pase la tempestad económica. Pero, por otro lado, se ven algunos abusos empresariales en aras de unos ajustes porque, cómo no!, estamos en crisis. Argumento irrefutable, amén. 
 
Señores míos, concluyo que si bien es verdad que hay crisis, no es menos cierto, que la saturación que supone escuchar la palabra crisis a lo largo del día (hagan la prueba y cuenten) produce un desasosiego infinito, que habría que contrarrestrar con noticias positivas y motivadoras, y sobre todo, de iniciativas a solventar la misma. De todas formas, la crisis hay que pasarla, es como la gripe.
Crisis

¿Tres pasos para hacer deporte? o la necesidad del “dolce far niente”

Como profesor de “jinasia”, debo decir que escribir sobre mis deportes favoritos es algo tan tópico como el preguntar al biólogo  por qué de su bata blanca por los pasillos, al  matemático por sus suspensos, al de inglés sobre por qué no sabemos inglés…hablar sobre tu comida favorita, o tratar de entender el por qué cuando gana el “depor”, la gente va a trabajar los lunes más contenta… y en este plan.

Dicho esto, trataré de explicar sin adormecer a los lectores y disipando trivialismos dogmáticos , por qué es tan necesario realizar alguna práctica física, entre ellas cualquier deporte, como un medio que nos ayuda finalmente a ser más felices.( el fin es el camino).

LO PRIMERO es decir que antes que el deporte está EL JUEGO. Cuando éste se instrumentaliza e intitucionaliza, aterriza en aquél  y, como es natural, siempre estamos a tiempo de escoger uno u otro. Desde que nacemos jugamos, es más, para desarrollarnos, conocernos y explorar nuestro entorno “tiramos mano” del juego. Sin pensarlo. Y esto nos caracteriza del resto del mundo mundial animal, ya que a lo largo de nuestra vida, también la adulta, no dejamos de jugar. Como bebés, como niños, entre niños, como adultos, entre adultos, con nuestros amigos, también con los enemigos, con nuestros abuelos, con nuestros nietos… (¡Hasta los bancos juegan con nosotros!). Y lo hacemos porque de manera tan necesaria como inconsciente, matamos dos pájaros de un tiro. Profundizamos en nuestras intrínsecas necesidades tanto Hedónicas como Catárticas. Esto es, buscamos sin querer situaciones que nos conduzcan a momentos de placer, de felicidad y, tratamos de eliminar sustancias nocivas al organismo o de recuerdos que perturban nuestro equilibrio psíquico. (¡Vivan la Redes de Punset! y el “Homo Ludens” de Huyzinga).

LO SEGUNDO (teniendo en cuenta lo primero eh ¡)…la cosa de LA SALUD. Tratamos de desarrollarnos como personas en un marco de salud que perdure en el tiempo. Buscamos tener hábitos que potencien nuestra salud, que cuiden nuestro cuerpo como nuestra realidad más cercana. Lo buscamos  a lo largo de nuestra existencia por razones obvias. Enfermedad y felicidad no son compatibles. Esta salud no quiere decir correr los 100 metros en 10 segundos. Quiere decir pasear por el campo sin cansarnos, jugar con nuestros amigos con un mínimo de eficacia, subir las escaleras de casa sin “jurar arameo” … en definitiva, sernos útiles a nosotros mismos sin dañarnos.  Cosa que, por otro lado, según avanza la edad y esta brecha aumenta negativamente, al margen de estadísticas de longevidad  y calidad de vida, no es más que foco de infelicidades.

LO TERCERO. (Teniendo en cuenta lo 1º y 2º eh ¡)…La cosa ESTETICA. Parece demostrado que quien está “a gusto” con su cuerpo, quien logra asumirlo, resulta que es más feliz. Y desgraciadamente parece también estereotipado el tipo de cuerpo necesario para ser feliz según la industria publicitaria, o al menos para, socialmente, estar mas…digamos “socializado”. Esta última afirmación no debería aniquilar a la primera, ya que cualquiera de nosotros podemos asumir nuestro cuerpo, cumplir el primer y el segundo paso, ser felices y, aun así, no cumplir con los parámetros de belleza estandarizada. Quien tiene la cabeza amueblada lo ve claro, pero cada vez hay más gente infeliz con su cuerpo. Unos quieren cambiarlo a golpe de bisturí, y otros acudiendo al gimnasio como quien va al trabajo. Desde la “operación verano”:¿ cómo  meter el bañador del año pasado de nuevo en mi?, a los aumentos de pecho de regalo, pasando por las liposucciones,  hasta el culto al cuerpo musculado…Un desastre. Es probable que entre la vigorexia, la anorexia, la obesidad y problemas derivados,  rivalicen ya en el número de muertes  que hay por desnutricicón. En fin, administraciones educativas y médicas cada vez más preocupadas con nuestra salud, y en los “instis” cada vez menos horas de Educación Física.

FINAL. (por ahora) La cosa del ejercicio y del deporte. ¿Y cuál es tu deporte favorito? Pues mirad, teniendo en cuenta todo lo dicho hasta ahora, yo escogería uno o varios deportes o una o varias actividades físicas más o menos programadas. Que, de manera natural, me guste practicar individualmente y con amigos. Al nivel que mi capacidad me permita disfrutar. Que me suponga un factor de hábito perdurable cada semana y al paso de los años. Que me ayudara a lograr alguno de los puntos antes expuestos, vistos como un beneficio que repercute en mí, en mi estado de salud físico y psíquico, en mi felicidad, en mi calidad de vida… recordando que es compatible con cualquier fuente de conocimiento, desde las artes, las ciencias, las letras…y hasta el “fúbol”.

                                                           Roberto, Alcázar y Selín